¿Necesitas descansar del estudio para despejarte? Quizá no, dicen los investigadores

Puede ocurrirle a los que estudian para los exámenes, a las personas que trabajan durante muchas horas o simplemente a alguien que intenta abarcar demasiado: algo te dice que te tienes que tomar un descanso. Ver la televisión. Tomar una chocolatina. Holgazanear, dejar de prestar atención por un momento y volver a la tarea cuando te sientas mejor. Después de todo, estás físicamente exhausto.

Pero un nuevo estudio de psicólogos de Stanford sugiere que la necesidad de un descanso (o sólo procrastinar) está – bueno – todo en tu cabeza. 

En un trabajo publicado esta semana en Psychological Science, los investigadores desafían la teoría mantenida durante mucho tiempo de que la fuerza de voluntad – definida como la capacidad de resistir la tentación y estar concentrado en tareas exigentes – es un recurso limitado. Los científicos argumentan que cuando la fuerza de voluntad se agota, el único camino para restablecerla es recargando nuestros cuerpos con un descanso, comer o alguna otra distracción que te lleve fuera de lo que sea que te está quemando.

No es así, dice el equipo de Stanford. En lugar de esto, han hallado que la mente de una persona y sus creencias personales sobre la fuerza de voluntad determinan la calidad y cuánto tiempo le será posible trabajar en un ejercicio mental difícil.

“Si piensas en la fuerza de voluntad como algo que está biológicamente limitado, eres más propenso a estar cansado cuando trabajas es una tarea difícil”, dice Veronika Job, la autora principal del trabajo. “Pero si piensas en la fuerza de voluntad como algo que no se agota fácilmente, puedes continuar y continuar”.

Job, que dirigió esta investigación de Stanford y está ahora cursando el postdoctorado en la Universidad de Zurich, es coautora del trabajo junto con la Profesora de psicología de Stanford Carol Dweck y su Profesor Ayudante Greg Walton.

Los investigadores diseñaron una serie de cuatro experimentos y pruebas para manipular las creencias de los estudiantes de Stanford sobre la fuerza de voluntad. Tras una tarea agotadora, los que creían o les habían hecho creer que la fuerza de voluntad era un recurso limitado hicieron peor las pruebas estándar de concentración que los que pensaban en la fuerza de voluntad como algo sobre lo que ellos tenían más control.

También encontraron que llegando a la semana de exámenes finales, los estudiantes que creían en la teoría del recurso limitado comían un 24 por ciento más de comida basura que los que creían tener mayor control para resistir la tentación. Los que creían que era un recurso limitado también procrastinaban un 35 por cierto más que el otro grupo.

“La teoría de que la fuerza de voluntad es un recurso limitado es interesante, pero ha tenido consecuencias imprevistas”, dice Dweck. “A los estudiantes que han tenido problemas en los estudios se les ha dicho que su poder de concentración era limitado y que necesitaban tomar descansos frecuentes. Pero la creencia de que la fuerza de voluntad es un recurso ilimitado hace a las personas más fuertes para atravesar las dificultades”.

Los investigadores de Stanford dicen que sus hallazgos podrían ayudar a las personas a luchar contra la tentación o la distracción: los diabéticos que tienen que seguir una dieta estricta, personas que intentan superar una adicción, empleados con fechas límite cortas.

“Éste es un ejemplo de un contexto donde las teorías sobre las personas dirigen los resultados”, dice Walton. “La fuerza de voluntad no la lleva a cabo un proceso biológico tal como se ha estado pensando. La creencia en esto influye en su comportamiento”.

…Así que si esta leyendo esto mientras debería estar estudiando, mejor vuelva a lo suyo, que nada se lo impide ^^

Autor: Adam Gorlick
Fecha Original: 14 de octubre de 2010
Enlace Original

3 respuestas a “¿Necesitas descansar del estudio para despejarte? Quizá no, dicen los investigadores

  1. El problema está en la interpretación de los resultados. Se están interpretando como una refutación de la limitación biológica del proceso atencional (o fuerza de voluntad, o como quieran llamarlo), lo que es absolutamente falso, no porque se haya demostrado lo contrario, sino porque los resultados no dan para eso. En rigor, lo único que indican, es que “la fuerza de voluntad” puede variar en los sujetos dependiendo de sus creencias sobre la misma, pero eso no la transforma en un capital ilimitado sin restricciones biológicas. Por otro lado, habría que saber que entienden por fuerza de voluntad, cuales son los indicadores que utilizaron para construir un índice, y determinar quién tenía más o menos fuerza de voluntad, y establecer una relación causal y no correlacional.

    Por último, es difícil pensar que no tiene limitantes biológicas, pues en rigor, en última instancia, si las tiene, aunque sea en casos extremos. Ahora lo de despejarse, al margen de si sea o no un buen mecanismo para potenciar tu rendimiento, tiene otras implicancias. Usualmente reduce otros estados físicos de las personas que pueden incidir negativamente en su rendimiento, es decir, daño colateral, lo que también debería ser considerado.

    Ahora, ¿el fin justifica los medios?, sostener o peor, convencer de creencias falsas a las personas, para obtener X cosa. Podría encontrarse que existe una correlación entre el abandono de drogas y la devoción religiosa de las personas ¿Qué hacemos? ¿Empezamos a predicar y evagelizar a los adictos para que dejen la droga en nombre del señor? Bueno, ese es otro tema, mi opinión es que no.

    1. Claro, en ese sentido ya de partida el objeto a estudiar ya no es para nada ¨objetivo¨, por lo que se deduce que el estudio es mas de corte cuali que cuanti, pero si arbitrariamente tomando la definición de Wikipedia de ¨fuerza de voluntad¨: capacidad que tiene el ser humano de dirigir su voluntad hacia un objetivo, lo que me sorprende del el estudio es se puede observar la intencionalmente de la conciencia, es obvio que existen limitantes biológicas e incluso ambientales, pero estudios como estos demuestran que no son todo, como diria mi profe: ¨no solo de conductismo vive el hombre¨, y es cierto, ¿sino como se explica la resilencia?, obviamente es una ¨ anomalía ¨ dentro del paradigma positivista, como futuro psicólogo me ¨preocupa¨ el tema de que como dices tu, ¨placebos¨ muchas veces funcionan bien, mientras que experimentos en laboratorios no ¨funcionan¨ en situaciones ¨reales¨ (o con personas). por ejemplo, ¿si el conductismo funciona, entonces porque aun existe la delincuencia o la drogadiccion? , y ojo que no es que no se haya tratado de llevar a situaciones reales, sino que la vida es mucho mas compleja que una caja de skinner.
      Ahora eticamente, el fin no justifica lo medios, y mas que tomarmelo como un incentivo del ¨engaño¨ hacia la gente, me resulta mas interesante observar como funciona la mente humana, por lo mismo me guardo de la tentación de decir: ¨esto no es muy objetivo, así que vale hongo y es basura¨ , objetividad que por lo demas habría que tomarsela con cuidado, como dijo Maturana: ¨todo lo dicho es dicho por alguien¨

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s