Benoît Mandelbrot (20 de noviembre de 1924, 14 de octubre de 2010) fué un matemático conocido por sus trabajos sobre los fractales. Supo utilizar la herramienta que se estaba popularizando en ésta época – el ordenador – para trazar los más conocidos ejemplos de geometría fractal: el conjunto de Mandelbrot por supuesto, así como los conjuntos de Julia descubiertos por Gaston Julia quien inventó las matémáticas de los fractales, desarrollados luego por Mandelbrot.

Una propiedad fundamental de los fractales es la autosimilitud o autosemejanza, que se refiere a una cierta invariabilidad con relación a la escala, o dicho de otro modo, al acercarse a ciertas partes de la imagen reaparece en miniatura la imagen total. Un mismo motivo aparece a distintas escalas, a un número infinito de escalas.

Mandelbrot, en cierta ocasión, utilizó una coliflor para describir el principio fractal, ponderando como la forma de este vegetal se repetía una y otra vez en su propia superficie.

Las ideas de Mandelbrot han tenido una gran influencia en las matemáticas y las artes, incluyendo diversas manifestaciones de la cultura popular, de hecho aqui mismo en Chile, para ser mas preciso en Quillota el escritor Chileno de ciencia ficcion Sergio Meier ambienta su novela “LA SEGUNDA ENCICLOPEDIA DE TLÖN” , en donde toma elementos de la teoria del holograma, para proponer un cambio de paradigma en la perspectiva científica(lease Thomas S. Kuhn). Si rompemos una imagen holográfica en varios fragmentos, nos encontraremos con que cada uno de esos fragmentos reproduce la imagen original completa. De acuerdo al nuevo paradigma, cualquier aspecto del universo sería en sí mismo un Ser completo, un sistema independiente que contiene una memoria completa sobre sí mismo. (Leer mas aqui)

Como homenaje geek al padre de los fractales, les dejo este documental titulado, la vida secreta del caos, que explica mucho mas claramente el concepto de los fractales y la teoria del caos en general: